top of page

¿Por qué los niños con TDAH suelen apresurarse en terminar la tarea?

Todos los niños se han apresurado en terminar la tarea alguna vez para poder hacer otras cosas que prefieren. Pero apresurarse puede ser una constante para los niños con TDAH, que resulta en un trabajo descuidado, incorrecto o incompleto.


¿Por qué sucede esto? Una razón importante es que los niños con TDAH tienen dificultad con las habilidades de la función ejecutiva. Les cuesta permanecer enfocados, administrar su tiempo, esperar y revisar su trabajo.


Existen también otros factores. Los niños con TDAH pueden sentirse agotados después de la escuela. O podrían experimentar un “efecto rebote de la medicación” si el medicamento que usan para el TDAH es un estimulante.



Estas son algunas de las razones más comunes del porqué los niños con TDAH se apresuran en terminar sus deberes.



1. Dificultad para retener información


Los problemas con la memoria funcional pueden causar que a los niños con TDAH les cueste retener en la mente información necesaria mientras hacen sus deberes. En lugar de tomarse el tiempo para pensar sus respuestas, podrían anotarlas rápidamente para no perder el hilo de sus ideas. Esto puede conducir a respuestas incompletas o incluso incorrectas.



2. Dificultad para administrar el tiempo


Cuando los niños con TDAH tienen muchas tareas diferentes por hacer, podrían tener dificultad para estimar cuánto tiempo dedicar a cada una. También es posible que se hiperconcentrenen una tarea y después les cueste pasar a la siguiente. Haber dedicado una hora a una sola tarea lleva a que se apresuren en terminar las tareas restantes.



3. Dificultad para mantener el interés


Los niños con TDAH tienen problemas para enfocarse y a menudo se desconectan rápidamente cuando los deberes son tediosos. Frente a una hoja de trabajo con 25 problemas de matemáticas parecidos, podrían hacerlos con descuido porque están aburridos.



4. Dificultad con la autosupervisión


Realizar los deberes puede parecer interminable para los niños con TDAH. Si además tienen que permanecer sentados durante más tiempo para revisar su trabajo en busca de errores podría transformarse en algo intolerable. También podrían pensar que está bien entregar lo primero que hicieron, en lugar de dedicar tiempo a cerciorarse de que esté correcto y completo.



5. Problema con el autocontrol


Los niños con TDAH pueden tener dificultad para posponer lo que desean, incluso si es mejor para ellos esperar. Si están impacientes por jugar un videojuego nuevo o ver la televisión, posiblemente se apresuren a hacer la tarea sin pensar o preocuparse por el hecho de que dedicar más tiempo podría resultar en mejores calificaciones.



6. Desafíos de aprendizaje


Los niños con TDAH también suelen tener condiciones que afectan el aprendizaje como la dislexia y la discalculia. Así que además de los desafíos que conlleva tener TDAH, puede que tengan dificultad con el trabajo en sí. Esto puede conducir a que quieran terminar sus deberes lo antes posible.



7. Sentirse derrotado


Tener dificultades en la escuela puede desgastar a los niños y hacer que pierdan la confianza en sí mismos. Con el tiempo, pueden llegar a creer que nunca “lo conseguirán”. O que no les irá bien por mucho que se esfuercen. Si los niños creen que el resultado será el mismo si dedican 20 minutos o dos horas a hacer sus deberes, tal vez piensen que no vale la pena dedicar tiempo a trabajar con esmero.


Conocer el porqué su hijo se apura en terminar la tarea le facilitará encontrar estrategias que puedan ayudarlo. Observe a su hijo mientras hace los deberes y busque patrones.

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Комментарии


bottom of page