La diferencia entre disciplinar y castigar

¿Es lo mismo disciplinar que castigar? A menudo estos dos términos se usan indistintamente, pero son diferentes. Ambos enseñan a los niños a seguir reglas, pero sólo uno les enseña cómo corregir su mal comportamiento.

El castigo tiene como fin detener el comportamiento

El castigo es una forma negativa de disciplina. Se suele utilizar para eliminar o detener un comportamiento.


Cuando los niños lo hacen enojar o desobedecen las reglas, es probable que usted reaccione rápidamente de una forma que los haga sentir mal y dejen de hacerlo. Es una reacción común cuando nos sentimos frustrados, enojados o hartos. Sin embargo, probablemente no cambie el comportamiento del niño a largo plazo.


La disciplina positiva tiene como fin corregir el comportamiento

La disciplina positiva disuade la mala conducta. Al mismo tiempo enseña a los niños expectativas y a ser responsables. Los ayuda a darse cuenta de que existe una conexión entre lo que hacen y las consecuencias naturales y lógicas de su comportamiento.


A estas consecuencias también se les llama consecuencias correctivas porque ayudan a los niños a corregir su comportamiento. Esta orientación positiva funciona con la misma rapidez que el castigo, y suele ser más eficaz.


Castigo versus disciplina

Considere la siguiente situación: Sandra y Javier han estado peleándose toda la tarde por los lápices de colores. Uno empuja y ambos comienzan a gritar. Usted podría decir: “¡Paren de inmediato? Ninguno de los dos tiene permiso de salir a jugar esta tarde“.


Esto sería castigar. Puede que detenga el comportamiento en el momento, pero no enseñará ni a Sandra ni a Javier las habilidades que necesitan la próxima vez que estén en desacuerdo.


Cuando usted usa la disciplina positiva, podría decir: “Denme los lápices de colores. Ninguno de los dos puede usarlos ahora. Ambos respiren hondo. Ahora usen las oraciones que comienzan con ‘yo’ que practicamos ayer para decirse el uno al otro por qué están enojados“.


Con disciplina positiva usted le ha enseñado a Sandra y Javier cómo responder la próxima vez que surja un desacuerdo.


Utilice esta tabla comparativa para aprender más acerca de las diferencias entre el castigo y la disciplina.

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo