Enseñar a escribir a mano a niños pequeños: ¿Es importante o anticuado?

He sido terapeuta ocupacional en pediatría por más de 20 años. He proporcionado terapia a innumerables niños con dificultades de aprendizaje, tanto en escuelas públicas como privadas. La pregunta que frecuentemente me hacen los padres es, “¿por qué seguimos enseñando a escribir a mano a los niños pequeños?”.



Los padres que constantemente preguntan esto tienen un hijo que tiene problemas con la escritura. El niño podría tener una condición como la dispraxia o la disgrafía. Podría tener problemas con las habilidades motoras o para expresar sus pensamientos. Sus padres quieren entender porqué escribir a mano sigue siendo relevante en nuestra sociedad tecnológicamente avanzada.


Este no es un asunto sencillo. Pero yo creo que escribir a mano sigue siendo importante, y esta es la razón.


Primero, escribir a mano puede facilitar el aprendizaje de su hijo de manera general. La investigación sugiere que el acto de escribir a mano ayuda a aprender nueva información en comparación con el acto de escribir usando un teclado. Por ejemplo, es más probable que un niño recuerde mejor un número cuando lo escribe a mano que si lo escribe usando un teclado.


Segundo, a pesar de toda nuestra tecnología, la escritura sigue siendo una habilidad funcional. Es necesaria en muchos aspectos de la vida. Los ejemplos van desde llenar un formulario en un consultorio médico hasta desarrollar una firma personal para firmar cheques. De hecho, he trabajado con adultos que tienen empleos que requieren que escriban.


Tuve un cliente que necesitaba registrar la fecha y hora de las llamadas telefónicas de sus compañeros de trabajo en una planilla con espacios preestablecidos. También tenía que escribir su nombre al lado de cada anotación. Esto era un reto porque él nunca aprendió a escribir en letra cursiva durante la primaria. De más está decir decir que esto le generaba mucha ansiedad.


Así que, la escritura a mano o cursiva es importante, pero debemos tener en cuenta que para los niños no es fácil aprenderla. Escribir es una combinación de muchas habilidades. Lo que se observa en el papel es resultado directo de estas habilidades.


Para sostener un lápiz y usarlo adecuadamente, el niño necesita tener suficiente fuerza en el dedo pulgar. Para usarlo durante mucho tiempo, el niño necesita tener hombros y un torso fuerte.


Además, el niño debe recordar cómo son las letras y cómo organizar el espacio para escribir de manera clara. Debe saber cómo trazar las letras. Debe tener conocimientos de gramática, vocabulario, puntuación y uso de mayúsculas. También necesita organizar sus pensamientos para hacer oraciones relacionadas entre sí.


Los niños que tienen dificultad con la escritura necesitan mucho apoyo. Un niño que tiene dificultades con las habilidades motoras puede que necesite un enfoque cinestésico o físico para aprender a escribir. Quizás esto signifique trazar las letras o hacer movimientos grandes. También puede significar emplear varios sentidos, como la vista, el tacto y la audición, mientras escribe.


A medida que se avanza de grado escolar, aumentan las exigencias de la escritura. Puede llegar un momento en que el niño se sienta tan frustrado que aprender a escribir a mano no valga la pena. Es ahí donde podemos compensar usando un teclado en la escuela. Las adaptaciones para la escritura en la escuela también pueden ser útiles. Cada niño tendrá diferentes necesidades.


Así que, aunque escribir a mano puede ser más difícil para los niños que presentan dificultades con la escritura, eso no significa que no sea importante. La habilidad básica de escribir a mano sigue siendo valiosa.


¿Desea aprender más? Utilice esta lista de verificación para explorar cómo usted puede ayudar a su hijo que tiene dificultades con la escritura.


Fuente

16 vistas0 comentarios