Cuando los niños arrebatan, empujan y juegan muy rudo: Qué puede significar

¿Por qué algunos niños juegan demasiado brusco y arrebatan o chocan contra las cosas? No significa que no les interesen los demás niños ni que a sus padres no les importe su comportamiento. Los niños que parecen "arrolladores" o agresivos tienen desafíos que les dificultan darse cuenta de que están siendo más rudos de lo que es aceptable.



Los niños pueden actuar con rudeza porque tienen dificultad para:


  • Saber cuánta fuerza están ejerciendo. Puede que aprieten demasiado fuerte cuando abrazan o saludan con la mano. Lo que ellos consideran que es una palmadita en el hombro podría ser un empujón.

  • Captar las señales sociales. Puede que no se den cuenta de que están demasiado cerca o de que un amigo está molesto por la brusquedad con la que juegan.

  • Controlar los impulsos. Quieren esa pelota de inmediato y no se detienen a pensar antes de agarrarla. Pero después puede que se sientan muy mal por haber sido tan rudos.


También puede que sea difícil para los niños saber qué es apropiado en cada situación. Por ejemplo, tal vez en una oportunidad un adulto los agarró del brazo en un estacionamiento muy concurrido. Si el adulto no les explicó que lo hizo únicamente por razones de seguridad, podrían pensar que está bien agarrar con fuerza a los amigos.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo