top of page

Cómo pueden progresar los niños incluso cuando fallan



Cuando a los niños les va mal en exámenes, proyectos o actividades, pueden que lo vean como un fracaso. Y si esto ocurre con frecuencia, pueden verse a sí mismos como un fracaso.

Esto es particularmente cierto en los niños con diferencias del aprendizaje o TDAH, quienes experimentan contratiempos a menudo.


Sin embargo, hay maneras de que los niños tengan una sensación de logro, incluso cuando fallan o algo no les sale bien. Todo depende de cómo perciban y respondan a los resultados negativos, tanto en el momento como en el futuro.


Los niños suelen sentir vergüenza cuando fracasan en algo, en lugar de pensar en lo que salió bien y lo que salió mal. El fracaso es en realidad una oportunidad de crecimiento y superación. Si lo ven de esa manera y adoptan una actitud positiva, podrán ver el lado positivo de su “fracaso”.



Estas son algunas de las victorias que pueden resultar de un fracaso:


  • Intentar estrategias nuevas.

  • Aprender sobre ellos mismos.

  • Asumir riesgos.

  • Ver fortalezas y desafíos.

  • Abogar por sí mismos.

  • Desarrollar una mentalidad de crecimiento.


Los niños suelen necesitar ayuda para ver estos aspectos positivos y reconocer su importancia.


Cuando los adultos en sus vidas destacan y celebran lo positivo, pueden ayudar a cambiar la manera en que los niños se sienten sobre sí mismos y su potencial.

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page