Cómo dar elogios que desarrollen la autoestima de su hijo

Usted sabe que es importante elogiar a los niños, pero es aún más significativo que ellos aprendan a apreciar sus propios esfuerzos. La autoestima surge de esforzarse para lograr una meta y sentirse bien por ello. Así que cuando los niños se dan cuenta de que su trabajo ha valido la pena, eso favorece que desarrollen la capacidad de elogiarse a sí mismos. Lo que usted dice, y cómo lo dice, puede ayudarlos a reconocer las cosas de las cuales deberían sentirse orgullosos. A continuación algunas sugerencias.


Situación

El proyecto que tiene frente a usted es bueno, pero sabe que se pudo haber puesto más esfuerzo en él.


Intente decir…

“Este es un muy buen comienzo”.

“¿Te gustó?”.

“¿Crees que hiciste tu mayor esfuerzo?”.


La conexión con el autoelogio

Este enfoque ayuda a los niños a analizar si su trabajo está a la altura de sus expectativas. También les exige considerar qué tanto se esforzaron y si se sienten orgullosos del esfuerzo que hicieron.



Situación

Su hijo ha hecho algo bien, pero está minimizando las acciones positivas y los logros producto de su esfuerzo.


Intente decir…

“Puede que creas que no fue gran cosa, pero fuiste generoso al defender a tu amigo”.

“Parece que te sientes orgulloso. ¿Qué te hace sentir así?”.


La conexión con el autoelogio

Este enfoque destaca lo que usted valora y considera que es importante elogiar. También hace que los niños piensen en lo que los hace sentir orgullosos y en qué es lo que valoran.


Situación

Usted sabe que su hijo se esforzó, pero no alcanzó la meta.


Intente decir…

“Lamento que no hayas logrado tu meta. ¡Estuviste cerca! ¿Crees que puedas lograrla la próxima vez?”.

“Es gratificante que hayas disfrutado los libros que leíste, a pesar de que leer te sea difícil”.


La conexión con el autoelogio

Este enfoque lleva a los niños a reflexionar sobre qué funcionó y no solo acerca de lo que necesita mejorarse. También los ayuda a que aprendan a sentirse bien haciendo las cosas que disfrutan, aunque no sean unos expertos en ellas.


Situación

Su hijo saca una buena calificación en el examen y lo sabe.


Intente decir…

“¡Me encantaría saber cómo lo hiciste! ¿Qué estrategias usaste?”.

“Entiendo por qué estás contento. Trabajaste muy duro”.


La conexión con el autoelogio

Este enfoque les recuerda a los niños que hacer algo bien de manera consistente requiere esfuerzo, incluso aunque no dudaran de que podían lograrlo. Invita a los niños a pensar en qué hicieron para lograr el éxito. Y los ayuda a reconocer y sentirse orgullosos de su esfuerzo y sus logros.



El elogio puede ayudar a que su hijo se motive, pero la autoestima surge de esforzarse por conseguir una meta. Es importante dar oportunidades a los niños de encontrar nuevos intereses que puedan explorar y desarrollar. Usted puede ayudarlos a que exploren sus fortalezas con una actividad visual y manual: hacer una cadena de fortalezas.


7 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo