8 consejos para ayudar a los niños con dificultades para socializar en la temporada navideña

Se supone que los eventos decembrinos son divertidos. No obstante, pueden significar un reto y causar estrés a los niños que tienen dificultades con las habilidades sociales . Utilice estos consejos simples para ayudar a su hijo a salir airoso esta temporada de tanta socialización.



1. Practique los saludos y las despedidas


Mientras más practique, más sencillo será para su hijo decir las palabras adecuadas. No tiene que decir demasiado. “Hola, ¡me alegra verlos! Gracias por invitarme, la pasé muy bien”, por lo general es suficiente.


2. Dígale qué puede esperar


Hágale saber a su hijo cómo transcurrirá el día (si no está seguro, pregunte a sus anfitriones con antelación). Usted podría decir algo como: “Cuando lleguemos, los niños estarán viendo el partido de fútbol o jugando en la habitación. Después de una hora, cenaremos. Los niños se sentarán en otra mesa. Al final de la cena comeremos el postre y luego regresaremos a casa”. Su hijo se sentirá más relajado si sabe lo que sucederá. También pueden hablar de cómo manejar ciertas situaciones .


3. Escriba frases para iniciar conversaciones


Ayude a su hijo a desarrollar algunas preguntas generales para iniciar la conversación con otros niños. Podría preguntar: “¿Practicas algún deporte?” o “¿cuáles programas de televisión te gustan?” Si se trata de niños de más edad, incluya noticias sobre deportes o celebridades de las que pueda comentar.


4. Ayúdelo a integrarse


Antes de que usted comience a charlar con los adultos, ayude a su hijo a integrarse. Si los niños están jugando fútbol y a su hijo no le gusta ese juego, pregunte si necesitan que alguien anote el puntaje. Si se trata de un juego que a él le gusta, ayúdelo a que participe diciendo algo como: “A Pedro le encantaría jugar. ¿Hay espacio para otro jugador?”.


5. Ensaye la apertura de regalos


Si va a haber intercambio de regalos, practique con su hijo la apertura de regalos y el dar las gracias. Ensaye las posibles situaciones: No le gusta el regalo, ya lo tiene o le fascina. Pueden turnarse para practicar cómo sonar agradecido sin importar lo que reciba.


6. Ayúdelo a conversar con adultos


Es natural que en las reuniones los adultos le pregunten a los niños cómo les va. A los niños con dificultades sociales puede que no les guste hablar de la escuela ni de sus actividades. Prepare a su hijo para que diga algo positivo en respuesta a estas preguntas. Por ejemplo, “¿Por qué no le cuentas a la tía Ana cómo entrenaste a nuestro nuevo cachorro?”.


7. Repase las funciones de los anfitriones


Tener la reunión en su casa puede ser una ventaja. Es probable que su hijo se sienta más cómodo. Quizás quiera asignarle a su hijo una tarea, como abrir la puerta y mostrar a los invitados dónde colocar sus abrigos. Recuérdele que permita que los invitados escojan la película o el juego que deseen. Si es un evento para adultos, puede dejar que se vaya a hacer sus cosas después de saludar. Los niños que ya han asistido a varios eventos durante las festividades puede que se sientan saturados.


8. Señale lo que hizo bien


Si su hijo dio las gracias o tuvo una conversación agradable con sus primos, mencióneselo. El reconocimiento es muy importante y hará que su hijo se sienta más seguro cuando asista al próximo evento.

4 visualizaciones0 comentarios