6 temores comunes en niños que piensan y aprenden de manera diferente

Dificultad para mantenerse al día. Dificultad para socializar. Ser "descubierto". Los desafíos de pensar y aprender de manera diferente pueden causar mucho estrés y ansiedad. Esos sentimientos pueden dar lugar a temores que afectan a los niños dentro y fuera de la escuela.



Usted puede ayudar. Estos son algunos temores comunes a los cuales estar atento y de los que podría conversar con su hijo.



1. Miedo al fracaso


Cuando los niños fallan en algo la primera vez que lo intentan, podrían querer darse por vencidos de inmediato. Si no tienen confianza en sí mismos, el temor a fracasar puede impedirles emprender cualquier cosa nueva o diferente.


Esto puede transformarse en un círculo vicioso: los niños no asumen riesgos o no tienen experiencias nuevas porque no quieren "fracasar". No obstante, si no lo intentan tampoco pueden progresar.



2. Miedo a situaciones sociales


Tener dificultad con las habilidades sociales puede causar que los niños sientan temor ante las situaciones sociales o interacciones grupales. Puede que tengan problemas para captar las pautas sociales o seguir las normas sociales.


Algunos niños que tienen dificultad para entablar una conversación podrían sentir que no saben qué decir o cómo decirlo. Podrían tener miedo de decir o hacer algo que los avergüence en presencia de otras personas, especialmente si han tenido malas experiencias previamente.


3. Miedo a no poder estar al día


Este temor suele aparecer en la escuela primaria. En los años de primaria, los niños suelen empezar a compararse con sus compañeros. Puede que noten que no pueden seguir el ritmo o que no encajan de la manera que les gustaría.


Los niños que piensan y aprenden de manera diferente a menudo reportan sentirse “estúpidos” o ansiosos por ser diferentes. Averigüe qué puede decir si su hijo dice "soy tonto".



4. Miedo a alejarse de la casa o de la familia


Los niños que piensan y aprenden de manera diferente a menudo no quieren ir a la escuela o estar lejos de sus padres. Podrían evitar los viajes de noche, dormir fuera de casa o cualquier otra experiencia que los aleje de la casa.



5. Miedo a ser "descubierto"


Los niños, especialmente los preadolescentes y adolescentes, quieren ser aceptados por sus compañeros. Quieren encajar. Es posible que les preocupe que sus amigos descubran sus diferencias en la manera de pensar y aprender, ya que no los considerarían simpáticos o divertidos.


Como resultado, podrían rechazar ayuda en la escuela. También podrían evitar situaciones en donde se evidencien sus diferencias, como tener que leer en voz alta.



6. Miedo al futuro


Este temor puede adquirir muchas formas. Los niños podrían tener miedo de que les vaya mal en un examen, un recital de música o un evento deportivo. También de no ser admitidos en la universidad o no encontrar empleo. Podrían sentirse ansiosos por una situación familiar, como la pérdida de empleo de uno de sus padres.


Usted puede ayudar a su hijo a manejar el miedo. Si su hijo parece estar especialmente ansioso, utilice un registro de ansiedad para dar seguimiento a lo que ha observado.


Comente sus inquietudes con su médico, un profesor o un amigo. Comunicar sus preocupaciones a un adulto de confianza es un buen primer paso para encontrar soluciones que reduzcan los temores de su hijo.

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo