6 maneras de mejorar la autoestima de su hijo con actividades extracurriculares

Muchos niños pueden tener momentos en los que sienten que “no son buenos para nada”. Sus dificultades pueden deteriorar su autoestima y hacer de la escuela un lugar estresante. Pero las actividades extracurriculares son una manera excelente de enfocarse en sus destrezas y pasiones.


Estas actividades pueden desarrollar la confianza del niño en sí mismo. Pueden ayudarlo a mejorar sus habilidades sociales, desarrollar sus intereses e inspirarlo a intentar nuevas cosas. También son una buena manera para que aprenda en la escuela en un entorno divertido y sin presión.


Estas son seis maneras de mejorar la autoestima de su hijo a través de actividades extracurriculares.


1. Enfocarse en las destrezas

¿Su hijo tiene problemas en la escuela? Es importante que las actividades extracurriculares destaquen sus destrezas. Por ejemplo, si usted tiene un hijo artístico al que le gusta dibujar o pintar, existen diversas clases de arte a las que él puede asistir. Si le gusta cantar o tocar un instrumento, puede participar en la banda de la escuela, en una orquesta o en un coro.

Siga estos pasos para identificar las destrezas de su hijo. O puede intentar actividades manuales.


2. Promover una asignatura que disfrute

A su hijo puede que le gusten ciertas asignaturas escolares pero se estresa por la cantidad de trabajo que le exigen. Por ejemplo, si a su hijo le gustan las ciencias pero se estresa en clase, puede que disfrute participar en un club de ciencias donde aprender sea más divertido.


Los clubes escolares son una buena manera de que los niños desarrollen su pasión sin la presión de exámenes u otras exigencias escolares. Muchas escuelas tienen clubes en una amplia variedad de intereses, como la fotografía, el teatro y el servicio comunitario.


También puede buscar actividades y grupos fuera de la escuela, como por ejemplo clases de cocina o natación. Pregunte a otros padres o busque información en Internet


3. Fomentar que participe en deportes sin presionarlo

Muchas actividades físicas pueden apoyar las aptitudes e intereses de los niños. Los deportes son una manera excelente de desahogarse. Los niños que les gusta el baloncesto o el fútbol puede unirse al equipo de la escuela o a la liga vecinal.


Los deportes en equipo pueden desarrollar habilidades sociales y proporcionar oportunidades para recibir orientación.


Pero los deportes en equipo también pueden causar nerviosismo en algunos niños que piensan y aprenden de manera diferente. Puede que se sientan rechazados o inseguros si creen que no son buenos jugadores. Es bueno que sepan que existen otras opciones.


Montar en bicicleta, patinar, hacer senderismo y el atletismo pueden hacerse en grupo o solos. Las artes marciales y la natación también son buenas opciones que se enfocan en el individuo más que en el grupo. Lea acerca de otros deportes para niños que piensan y aprenden de manera diferente.


4. Buscar actividades que desarrollen sus habilidades

Algunas actividades pueden desarrollar las habilidades de su hijo para aprender y son tan divertidas que puede que él no se dé cuenta de que está aprendiendo.


Actividades como el yoga y el baile pueden ayudar a desarrollar la coordinación y el control motor. Las clases de teatro pueden ayudar con la comprensión lectora. El ajedrez y los clubes de robótica pueden desarrollar destrezas para solucionar problemas.


5. Buscar talentos ocultos

En ocasiones los niños pueden ser renuentes a intentar cosas nuevas por temor a fracasar. Los niños que piensan y aprenden de manera diferente pueden ser aún más reacios porque ya de por sí tienen problemas.


Por ello es una buena idea animarlos a que intenten una nueva actividad que les interese. Usted puede acordar con su hijo que después de probar una actividad él puede decidir si continúa o no.


La recompensa podría ser descubrir un nuevo talento. Por ejemplo, su hijo podría estar enfocado en jugar béisbol pero descubrir que tiene aptitud para la pintura. Ese sería un gran descubrimiento y un gran estímulo para su autoestima.


6. Buscar actividades que mejoren las destrezas sociales

Los niños que piensan y aprenden de manera diferente pueden temer a las situaciones sociales. Sus dificultades pueden causar que sus interacciones con otros sean complicadas o raras. Y para los niños que han sido acosadosdebido a sus dificultades, puede que sea muy difícil abrirse y hacer nuevos amigos.


Una actividad extracurricular es una buena manera de socializar con niños que tengan los mismos intereses en un ambiente más relajado. Estar con otros niños que disfrutan las mismas cosas puede ayudar a los niños asentirse aceptados.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo