5 desafíos de Halloween para niños con TDAH



Halloween es emocionante. También es ruidoso, caótico y lleno de distracciones. Estos son desafíos para los niños que luchan con el enfoque y el autocontrol, como los niños con TDAH. Sin embargo, con un poco de planificación, puede limitar los problemas sin limitar la diversión para su hijo. Aquí hay desafíos comunes de Halloween para niños con TDAH y cómo ayudar.


1. Seguir las reglas de seguridad


Las estadísticas muestran que Halloween es uno de los días más peligrosos del año para los niños. Cuando los niños no prestan atención o hacen cosas sin pensar, esto aumenta los riesgos. Muchos niños corren de casa en casa cuando hacen un truco o trato. Pero es probable que los niños con TDAH se escapen sin mirar a ambos lados. O podrían separarse del grupo.


Qué puede hacer: Hable sobre las reglas de seguridad en la calle al menos una vez antes de que su hijo salga de la casa. Habla también de la seguridad de los extraños. Incluso puede trazar su ruta con anticipación. (Lea cómo un padre eligió la calle "correcta" para que su hijo de alta energía lo engañara).


Si su hijo es mayor, considere dejar que salga en un grupo pequeño. Esto puede ayudar a limitar las distracciones y hacer que sea más probable que su hijo se quede con el grupo.


2. Exagerar en dulces


Fiestas en el aula, eventos comunitarios, fechas de juegos, truco o trato: dulces y otras delicias están en todas partes en Halloween. Muchos niños tienen problemas para contenerse cuando hay tantas cosas buenas alrededor. Pero para los niños impulsivos, resistir la tentación es especialmente difícil.


Lo que puede hacer: hacer un "calendario de dulces". Pregúntele a su hijo cuánto parece la cantidad correcta para comer en las fiestas, después del truco o trato y en los días posteriores a Halloween. Una vez que haya decidido, ayude a su hijo a completar un calendario con las cantidades acordadas. Los niños que participan en la toma de decisiones están más motivados para seguir adelante.


3. Relajarse antes de acostarse


Los niños con TDAH pueden tener problemas para pasar del modo activo al modo de suspensión. Y puede ser especialmente difícil relajarse después de las reuniones de Halloween y pedir dulces. Además, los niños con TDAH tienden a tener problemas para controlar las emociones. Puede que estén tan decepcionados cuando termine Halloween que se enojen o tengan una rabieta.


Lo que puede hacer: deje suficiente tiempo para relajarse entre el truco o el tratamiento y la hora de acostarse. Un día o dos antes de Halloween, conéctese con su hijo para idear una rutina especial antes de acostarse solo para esa noche. Tal vez leerás un libro espeluznante (pero no demasiado aterrador) o verás un programa de Halloween.


También puedes hacer que la hora de dormir sea un poco más tarde Solo asegúrese de dejar la misma cantidad de tiempo que siempre dedica a que su hijo se prepare para acostarse.


4. Cambio de engranajes


Halloween es un día ocupado con muchas transiciones. Los niños pasan rápidamente del trabajo escolar a una fiesta de clase, luego corren a casa para pedir dulces. Esto puede ser difícil para los niños con TDAH, que a menudo tienen problemas para cambiar de marcha y descubrir cómo cambiar su comportamiento en función de la actividad.


Qué puede hacer: Hable con el maestro sobre las formas de facilitar las transiciones para su hijo en la escuela. Tal vez el maestro pueda dar una advertencia de cinco minutos antes de que comience una nueva actividad. O a su hijo se le podría asignar un trabajo para hacer al final de la fiesta. Eso puede ayudar a los niños a reenfocarse y reducir la velocidad antes de regresar a casa.


5. Lidiando con la sobrecarga sensorial


Los disfraces pueden picar e incomodar. Decoraciones como telarañas falsas pueden causar sensaciones desconocidas. Y los ruidos fuertes repentinos pueden ser estresantes. La información sensorial puede ser abrumadora en Halloween, y eso afecta a muchos niños con TDAH. El resultado final podría ser un colapso, en lugar de la diversión de Halloween.


Qué puedes hacer: prueba el disfraz en casa una o dos veces antes del gran día. Usar ropa normal debajo puede ayudar. Si no, prueba una camisa o sudadera divertida con un tema de Halloween.


Si el ruido y las luces son un problema, tal vez pueda saltear el truco o trato del vecindario. Los centros comerciales, centros recreativos y parques pueden ofrecer una experiencia más sencilla de truco o trato. También puedes crear nuevas tradiciones de Halloween, como invitar a algunos amigos a un concurso de disfraces.


Lea cómo una familia creó un Halloween sensorialmente amigable. Y evite las crisis sensoriales con estos disfraces de bricolaje amigables con los sentidos.


Aprenda sobre las estrategias que usa un padre para mantener a salvo a su hijo impulsivo. Y lea lo que dice un experto sobre el azúcar y el TDAH.


Fuente

4 vistas

Contáctanos

Tel: +56 72 231 8448

WhatsApp: +569 43 40 1925

contacto@olimircps.cl

  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • LinkedIn - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco

Dirección

Av. Nueva Einstein 290

Torre Plaza America Of. 610,

Rancagua