10 recomendaciones para ayudar a su hijo a seguir instrucciones

Algunos estudiantes que piensan y aprenden de manera diferente tienen dificultades para seguir instrucciones. Estas son 10 ideas para ayudar a su hijo a mejorar.



1. Pedir a su hijo que ponga atención


Dar instrucciones cuando su hijo no está concentrado no será provechoso para ninguno. Pida a su hijo que ponga atento diciéndole: “Mírame, por favor. Necesito que me escuches ahora". Algunos niños tienen dificultad con aspectos no verbales del lenguaje. Por eso, es mejor pedirle que mire hacia usted, en vez de que lo mire a los ojos. Usted puede facilitarlo colocándose en el campo de visión de su hijo.



2. Reducir las distracciones


Una vez que usted tenga la atención de su hijo, querrá mantenerla. Suele ser difícil para los niños escuchar y seguir instrucciones mientras están entretenido con un videojuego o si la televisión está encendida. Reduzca cualquier distracción antes de dar instrucciones. Apague la televisión. Pida a su hijo que deje de hacer lo que está haciendo. Asegúrese de que su hijo lo está mirando.


Usted puede modelar la conducta de su hijo, prestándole toda su atención cuando le dé instrucciones. Esto también le muestra a su hijo que lo que usted está diciendo es importante.



3. Hablar con calma


Puede ser tentador subir la voz o hablar más fuerte que su hijo cuando usted necesita decir algo o que algo se haga. Pero usted puede captar mejor su atención si le habla con voz suave. Dé instrucciones usando un tono de voz calmado y uniforme. Los niños podrán concentrarse más fácilmente en el contenido de lo que usted tiene que decir si no tienen que procesar también el tono y el volumen de la voz.



4. Hacer pausas


A menudo los maestros utilizan “tiempo de espera”. También lo usan los shows de televisión para niños. El “tiempo de espera” es una pausa de tres a siete segundos después de que usted dice algo o hace una pregunta. Las investigaciones muestran que los niños procesan mejor lo que usted dice y responden apropiadamente, cuando dejan que la información se asiente.


Tal vez su hijo continúe sin seguir las instrucciones o sin responder a su pregunta después de esa pausa. Si eso pasara, repita lo que usted dijo.



5. Verificar la comprensión


Constatar que su hijo entendió va de la mano con darle “tiempo de espera.” Pídale que le repita las instrucciones. Es recomendable que los niños expliquen sus indicaciones con sus propias palabras. Esto les da la oportunidad de hacer preguntas. También le permite a usted aclarar lo que dijo, en caso de que su hijo no haya entendido algo.



6. Decir, no preguntar


Muchos padres dan instrucciones en forma de preguntas: “¿Podrías poner la mesa, por favor?”. Los niños podrían pensar que tienen una opción. En vez de preguntar a su hijo, dígale qué es lo que tiene que hacer: “Pon la mesa, por favor.



7. Dar una instrucción a la vez


Los niños pequeños que piensan y aprenden de manera diferente podrían tener dificultad para seguir una secuencia de pasos. Usted podría decir: “Por favor pon la mesa, lávate las manos y dile a tu hermana que venga a comer”. Pero es posible que su hijo no sepa qué hacer después de poner la mesa. Dé una instrucción a la vez, siempre que sea posible.


Si usted no pudiera dividir las instrucciones en pasos, trate de agruparlas de manera que tengan sentido. Por ejemplo: “Cuando vayas a lavarte las manos, por favor dile a tu hermana que venga a comer”.



8. Numerar las indicaciones


Ayude a su hijo a seguir instrucciones de varios pasos numerándolas. Por lo general, las personas pueden retener hasta cuatro cosas a la vez en su memoria funcional. Esto es más fácil de hacer cuando las cosas están relacionadas, o se presentan de una manera más fácil de recordar.


Por ejemplo, diga cosas como: “Hay tres cosas que necesitas hacer”. O utilice palabras como primero, segundo, después, siguiente y por último. Esto puede ayudar a su hijo a retener todos los pasos en su mente o a recordar que había n más instrucciones.



9. Ser específico


Los niños que tienen dificultades con la planificación, la organización o con el lenguaje podrían tener problemas cuando las indicaciones son imprecisas. Usted podría pensar que su hijo no está siguiendo su indicación: "Por favor, limpia tu dormitorio". Sin embargo, a veces los niños no saben por dónde empezar.


Sea específico. Por ejemplo, usted podría obtener mejores resultados dividiendo el trabajo en tareas más pequeñas: “Por favor, echa la ropa sucia en el cesto. Luego recoge la basura del piso. Y por último, haz tu cama.



10. Usar señas visuales


Los niños con problemas de procesamiento del lenguaje podrían tener dificultad para seguir indicaciones verbales. Considere proporcionar también señales visuales. Por ejemplo, señale con la mano lo que su hijo tiene que limpiar. También puede demostrar lo que le está pidiendo que haga. Por ejemplo: “Por favor, pon el resto de la mesa de la misma manera como yo lo estoy haciendo en esta esquina”.

19 visualizaciones0 comentarios